Según valdeandemagico, la pirámide de Keops medía la estabilidad magnética del planeta tierra (además de temperatura, vientos, movimientos sismicos...)y mandaba dichos datos al espacio. La camara del Rey, era el amplificador fractal, cuya señal portadora (1.42 Ghz) salía por los conductos de ventilación. Todas las medidas de canalizaciones, cámaras y demás están relacionadas con las ondas electromagnéticas que por ahí viajaban.

domingo, agosto 28, 2011

Resonancia infrasónica de la pirámide


Según Valdeandemagico el funcionamiento del ser humano es muy poco interesante, sin embargo el funcionamiento de su Madre Tierra, SÍ que necesitaban medirlo quienes nos manipularon. En todo sintema síncrono, si el oscilador maestro sufre demasiados deslizamientos, empieza a haber errores.

ENTRE OTRAS MUCHAS COSAS, LA PIRÁMIDE DE KEOPS, MEDÍA LA FRECUENCIA DE FUNCIONAMIENTO DEL OSCILADOR MAESTRO DE LA TIERRA, Y MANDABA EL DATO AL ESPACIO, COMO YA HEMOS EXPLICADO EN REITERADOS POSTS.

Nota: el monograma del cristianismo (Yo soy el principio y soy el final de la teoría del todo de Valdeandemagico)

Otro detalle extraordinario, que sorprendió a los arqueólogos, es que la Gran Pirámide de Egipto se encuentra a igual distancia del Polo Norte que del centro de la Tierra. Y lo asombroso es que las líneas que marcan la distancia desde el Polo y del Ecuador hasta la pirámide, forman mediante los ejes de la Tierra el antiguo signo representativo del monograma redentor de la religión cristiana. Recordemos que este diagrama es el que hemos puesto en la teoría del todo de Valdeandemagico, ya que para nosotros indica que es el principio y que es el final, es decir si el principio es ese doble toro, el final es el universo inteligente que es capaz de crearnos.

Joseph Seiss y otros, han demostrado cómo la gran pirámide está localizada en el centro de gravedad de todos los continentes y es el centro exacto de toda la masa terrestre del mundo, siendo también el punto exacto en donde se cruzan el meridiano o eje terrestre más largo norte-sur (31 grados al este de Greenwich) con el paralelo terrestre más largo este-oeste (30 grados al norte)
En 1975, la NASA corroboró cómo en las medidas de la gran pirámide estaban implícitas con gran exactitud las siguientes medidas, entre muchas otras:
.-El radio ecuatorial.
.-La medida del ecuador (representada en la base de la gran pirámide).
.-El tamaño de la tierra.
.-La forma de la tierra.
.-La masa terrestre.
.-El radio polar, habiendo calculado con exactitud el achatamiento de los polos.
.-La distancia media al Sol.
.-El número pi...
.-Cumple con todos los cánones de proporción áurea.


Las medidas de la pirámide corresponde a los días de año del calendario romano, y su fracción en horas (365,06), a los ciclos equinocciales, al año anomalístico, al año sideral, el valor de “PI” (3,1416), a la distancia mínima entre la tierra y el sol, al diámetro polar de la tierra, etc. Pero sus predicciones fueron tan exactas, como su misteriosa arquitectura de llamativa dimensiones.



Los bloques de piedra caliza de las pirámides de Orión están constituidos principalmente de mineral calizo, cuya estructura puede ser triangular u octaédrica en diversas formas. Cada una de las pirámides de Gizeh parece estar diseñada como la mitad superior de una formación monumental octaédrica de calcita. En breve nos referiremos a las matemáticas angulares del diseño piramidal de Orión, sin embargo, sus bloques de piedra caliza contienen información concerniente a los métodos de construcción de quienes construyeron la pirámide.

La investigación de J. Davidovits sobre geopolímeros antiguos ha demostrado, a través de análisis químicos de rayos X, que las piedras de recubrimiento de las pirámides de Gizeh son sintéticas, siendo de una densidad menor que cualquier piedra extraída de una cantera debido a las burbujas de aire atrapadas, consistiendo de un 85-90% de calcita más otros componentes minerales exóticos como el ópalo CT, hidróxido de apatita y silicoaluminatos. Estudios con tomografía axial computarizada (TAC) de las piedras centrales han registrado pelos incrustados profundamente en el molde de la piedra, otra pista de que los bloques de las pirámides fueron vaciados utilizando piedra líquida, sin embargo, no se han fechado muestras de pelo mediante el carbono-14. Este tipo de prueba podría proporcionar fechas precisas para la construcción de las piedras, aunque es muy probable que la fachada haya sido reconstruida en fechas posteriores. La evidencia proveniente de Mesopotamia corrobora el uso en la antigüedad de polímeros avanzados, en donde la manufactura de basalto ha sido ampliamente documentada. Es de anotar que las piedras sintéticas tiene un alto contenido de cristal piezoeléctrico.

Diversas tecnologías nuevas han incorporado el modelado fractal para mejorar la calidad de señal, la compresión de datos y la encriptación. Experimentos recientes de resonancia acústica han revelado una conexión entre la proporción de phi y una estructura de onda acústica estacionaria no lineal. Cervenka, Bednarik y Konicek en la Universidad Técnica Checa de Praga han modelado la estructura de una onda estacionaria no lineal, excitada en un resonador cilíndrico. Una cavidad resonante, impulsada por oscilaciones periódicas, puede ser estimulada hasta su frecuencia resonante fundamental, produciendo tanto harmónicos como sub-harmónicos. Cuando la onda estacionaria es llevada a amplitud alta los efectos no lineales acoplan energía de los modos de baja frecuencia con los de alta frecuencia. Este incremento de los harmónicos puede crear una onda de choque, disminuyendo drásticamente la calidad del resonador. La estimulación simultánea con diferentes frecuencias de la cavidad resonante ha sido utilizad para aumentar el almacenamiento de energía. Si la energía es acoplada a frecuencias más bajas, o sub-harmónicas, se observa una menor disipación acústica permitiendo un sistema más eficiente. Bednarik describe así la Síntesis Macrosónica Resonante:
"Las interacciones de ondas acústicas en ciertas frecuencias fijas sin las pérdidas de energía de las harmónicas más altas es de un considerable interés en acústica. Tales interacciones crean la posibilidad de una transformación directa de sonido coherente al nivel de la frecuencia dada por un sonido de otra frecuencia sin una fuente de energía electro-magnética. Para una región de tres modos con frecuencias angulares dadas, si la suma de dos de ellas es igual a la restante, las interacciones de estos modos pueden ser obtenidas de la ecuación no homogénea de Burger para ondas estacionarias no lineales."
La proporción de phi describe las proporciones relativas de las tres frecuencias que estimulan la onda estacionaria no lineal y es también evidente en la distribución modelada de la presión acústica a lo largo de la cavidad resonante resultante. La estructura coherente no lineal fue lograda a través de la estimulación periódica de un medio de límites geométricos precisos, diseñado para inducir la interacción de tres modos de resonancia diferentes dentro de la proporción de phi. Esta estructura de onda estacionaria replica la geometría de las pirámides de Orión, elucidada por la superposición del patrón sobre el corte trasversal de la Gran Pirámide, tomando el eje norte-sur. La transducción de amplitud alta de la piedra caliza piezoeléctrica de las pirámides, crea un campo electromagnético alrededor de sus estructuras, haciendo que el movimiento de los electrones adquiera una forma toroidal o de donut.
La longitud de la base de la Gran Pirámide replica el tono resonante fundamental creado por las estructuras. Cada lado de la base de las pirámides ha sido calculado en aproximadamente 228m, lo cual crea una frecuencia fundamental de alrededor de 1.5 Hz, cuando las pirámides son estimuladas a alta amplitud. La pulsación periódica de las pirámides, funcionando a nivel de resonancia, crea un conjunto Fibonacci de ondas estacionarias centrado en la longitud de onda de 228m, delimitado por la base de la pirámide. Los ángulos de las ondas estacionarias se corresponden exactamente con la inclinación de las caras de la pirámide: en el ángulo phi de 51.85 grados. Esta frecuencia base de 1.5 Hz ha sido descrita como "la frecuencia de entrañamiento1 tritalámica" Se ha mostrado que esta frecuencia sincroniza la pulsación del hipotálamo y las glándulas pineal y pituitaria consiguiendo un funcionamiento unificado. Esta frecuencia es a su vez la frecuencia más baja de la Resonancia de Schumann, por tanto la función de las pirámides puede ser, de hecho, la de cambiar la frecuencia terrestre, fluctuante en torno a los 7.3 Hz, a la frecuencia tritalámica de 1.45 Hz.

Esta estructura de resonancia es reconocida como un oscilador global de estado sólido que funciona en longitudes de onda de conciencia pura, sincronizando la mente humana mediante la redistribución y el enfoque de la mente global. Las culturas indígenas alrededor del mundo reconocen a la tierra misma como un ser consciente. Y como conciencia tiene una frecuencia que puede ser medida como el encefalograma, por tanto, la Resonancia de Schumann puede verse como el pulso vital de la tierra. La antigua sabiduría transmitida por medio de las tradiciones de las culturas yaqui y toltecas del actual México, describe explícitamente las emanaciones de la tierra y el alineamiento correspondiente de las emanaciones humanas, un concepto descrito por la ciencia moderna como "Respuesta a la frecuencia" [Frequency Following Response2]. La glándula pineal contiene bio-mineralizaciones de calcita microcristalina (Bacconier, Lang y otros) que inducen el efecto de entrañamiento de la conciencia.

Otra antigua tradición de sabiduría, la de los aborígenes australianos, probablemente la cultura viva más antigua de la humanidad cuyos orígenes se remontan por lo menos 70.000 años, describe la naturaleza de la conciencia unificada como 'La serpiente del arco iris': "La unicidad es esencia, pureza, creatividad, amor, energía libre, ilimitada. Muchas de los relatos tribales se refieren a 'La serpiente del arco iris', cuya línea sinuosa representa la energía o la conciencia que empieza como paz absoluta, cambia la vibración y se convierte en color, sonido y forma" (Morgan, "Mutant Message Down Under" p 149). La biología cuántica y la acústica no lineal poseen actualmente las herramientas para comprender los conceptos aparentemente abstractos de la cosmovisión indígena en términos cuantitativos. La estructura octagonal de la conciencia terrestre es cuantificada en este trabajo. La forma misma del inconsciente colectivo con el cual se armonizan los seres sensibles. El efecto de las pirámides de Orión probablemente induce un cambio en la frecuencia fundamental de la tierra hasta la frecuencia más baja de la Resonancia de Schumann: 1.5 Hz. Esto permite un cambio paralelo en la conciencia humana sincronizada. Los guardianes del conocimiento yaqui describen precisamente este cambio en la alineación de la percepción humana como el volverse conciente de frecuencias infrasónicas previamente inaudibles:
"La parte de las emanaciones dentro del capullo del hombre esta allí únicamente para la conciencia y esa conciencia está emparejando esa parte de las emanaciones con la misma parte de las emanaciones en grande. Son llamadas emanaciones en grande porque son inmensas... dentro del capullo del hombre lo desconocido corresponde a las emanaciones no alcanzadas por la conciencia. Cuando el resplandor de la conciencia las toca, se iluminan y pueden ser alineadas con las correspondientes emanaciones en grande." (Castenada, "The Fire Within" p 207)
Este proceso de alineamiento que permite una percepción acrecentada de infrasonido de otro modo inaudible, aparece claramente en las enseñanzas indígenas como la clave para comprender lo desconocido; fenómeno que, para la moderna humanidad desalineada, permanecen como "paranormales."

Las cámaras internas de la Gran Pirámide están hechas de enormes bloques de granito rosa, cortados en precisos ángulos rectos y caras perfectamente planas, traídos de la cantera de granito más cercana en Aswam justo al sur. La superficie de la piedra está recubierta de una delgada capa de cuarzo, el componente principal del granito, la cual es típica de una técnica de corte de rocas conocida actualmente como 'desagregación térmica.' El profesor de ciencias geológicas, I. Watkins de la St. Cloud State University de Minnesota, ha diseñado un "aparato solar de dirección y enfoque para cortar, moldear y pulir" - patente de los EE.UU No. 4,611,857 (1986) - para la desagregación térmica de la piedra. La unidad de peso ligero es un reflector parabólico que enfoca solamente unos cientos de vatios de luz en un punto de 2mm, capaz de derretir el granito a una profundidad de 2mm en cada paso repetido lentamente. Las notas de Garcilaso de la Vega describen los descubrimientos de los conquistadores a su llegada a Los Andes, detallando los enormes cuencos parabólicos de piedra incas, recubiertos de oro, de más de 10ft [3m] de diámetro, que fueron destruidos y convertidos en lingotes. Existen grandes similitudes entre el corte poligonal de las piedras de Los Andes y de la región pre-egipcia de Gizeh, específicamente la típica superficie glaseada de cuarzo y las complejas geometrías perfectamente logradas, sugerente de que una idéntica tecnología solar avanzada fue utilizada en los complejos trabajos de talla de la piedra.

El granito rosa fue utilizado para la construcción de las cámaras interiores debido a sus propiedades resonantes. La matriz de cuarzo de las piedras de granito es similar a un salón de espejos con miles de millones de caras paralelas que reflejan energía. El efecto de este recubrimiento de granito es que a los espacios aéreos se les puede dar dimensiones harmónicas para especificar las longitudes de onda, que resonaran a través de la formación de ondas estacionarias. Las dimensiones de la cámara superior reflejan una proporción de 1:2, lo que permite a las ondas estacionarias de múltiplos íntegros almacenar energía acústica. El ingeniero acústico J. Reid llevó a cabo experimentos acústicos que revelaron que la frecuencia de resonancia de la cámara superior es de 121 Hz. Se encontró que la resonancia en la caja de granito de la cámara superior (erróneamente llamada "el sarcófago") es de 117 Hz. La interacción de estas frecuencias resonantes ligeramente desfasadas era percibida con mayor claridad mientras se estaba en la caja de granito, creando una frecuencia de pulsación resonante muy similar a la del corazón humano. La investigación posterior de Reid sobre los ritmos cardíacos humanos mostró que las pulsaciones registradas en la caja de granito coincidían exactamente con aquellas de un recién nacido. Ya que los ritmos cardíacos de un individuo cambian a lo largo de su desarrollo, el latido de un adulto puede ser sincronizado [entrained] por medio de la pulsación acústica de la caja de granito para imitar el ritmo cardíaco de un bebé. Los aspectos más sorprendentes del trabajo de Reid en la Gran Pirámide están relacionados con experimentos cimáticos3, mejor descritos con sus propias palabras, que revelan el origen tonal de los símbolos jeroglíficos.

El HeartMath Institute ha mostrado que un ritmo cardíaco regulado es crucial para la formación del campo electromagnético coherente del corazón y para permitir la relajación intencionada de la hélice del ADN, asociada a las emociones positivas. La correlación directa entre las frecuencias de pulsación inducidas de la caja de granito y el latido de un bebé saludable señala el propósito del diseño de la cámara. Ya que el efecto es causado por las interacciones de las frecuencias resonantes ligeramente desfasadas de la cámara superior (121 Hz) y la caja de granito (117 Hz), las dimensiones de ambas deben haber sido calibradas de acuerdo al latido de un recién nacido saludable. Una voz humana baja crea una resonancia en la cámara superior que genera un biorritmo saludable en un recién nacido. La caja de granito pudo haber sido un baño natal: la superficie del agua ondulando en hermosos diseños cimáticos, rotos por el primer aliento del recién nacido. La esquina estropeada de la caja de granito anula su capacidad para almacenar líquidos, lo que sugiere que fue dañada intencionalmente, como es el caso de otras cajas de granitos que han sido descubiertas.

Más que una tumba para los muertos, parece que la cámara superior y la caja de granito fueron diseñadas y utilizadas como un lugar de nacimiento para estabilizar los biorritmos de la madre y su hijo durante la separación del nacimiento. La proporción de las dimensiones de la cámara superior, 1:2, pueden ser también consideradas un simbolismo acústico o matemático que apoya esta hipótesis. Se descubrió evidencia material de que las cámaras fueron diseñadas con este propósito durante las investigaciones de los fustes ascendentes a comienzos del siglo XX. Una herramienta tallada en piedra fue encontrada sellada en uno de los fustes ascendentes de la cámara intermedia. Se piensa que el artefacto es un "peshesh khaf", utilizado en la antigüedad para cortar el cordón umbilical del recién nacido, en el acto ritual de separación de madre e hijo.

Los fustes ascendentes están directamente alineados con los polos geográficos norte-sur, diseñados específicamente como receptores de las frecuencias de infrasonido más bajas en los 0.5 Hz, que se alinean precisamente con las aberturas de los fustes. Los cambios de ángulo de los fustes oblongo-rectangulares son sutiles e intrigantes, afectando la propagación del sonido en formas aún incomprendidas. La ubicación de la herramienta natal en los fustes ascendentes sugiere una función resonante también relacionada con el entrañamiento biorrítmico del recién nacido. Las dimensiones de la parte horizontal de 2m de largo de los fustes, son del tamaño justo para acomodar un recién nacido. Parece entonces probable que los fustes fueron diseñados para enfocar ondas infrasónicas de 0.5 Hz sobre el recién nacido colocado en los fustes en donde se abren hacia la cámara superior. Al haber dos fustes ascendiendo tanto de la cámara superior como de la inferior, se podrían acomodar incluso mellizos para un ritual de sincronización natal involucrando resonancia psicoacústica. El incremento craneal observado en la antigua realeza egipcia puede ser un resultado directo de la gestación fetal y de la sincronización de biorritmos natales en la Gran Pirámide. El conjunto completo de ángulos de las cámaras interiores de la entrada a la pirámide están claramente alineados como receptores de acuerdo al entramado de ondas estacionarias Fibonacci (imagen anterior).

Se ha mostrado que un entorno equilibrado de espectro infrasónico completo, estimula tanto una relajación emocional como una relajación de la estructura helicoidal del ADN o "denaturación." La investigación rusa en el campo vibratorio ha demostrado la existencia de un modo no local de comunicación del ADN por medio de un campo omnipresente. Esta interacción ha sido frecuentemente descrita como holográfica y basada en el emparejamiento no lineal del ADN con campos electromagnéticos, un tema a ser ampliado al final de este capítulo. Teniendo en cuenta que los primeros meses después del nacimiento son fundamentales para el desarrollo, tal vez la exposición, antes y durante el nacimiento, a campo infrasónico completo incremente el desarrollo del ADN y un biorritmo de conciencia equilibrada. Los volúmenes craneales de las familias faraónicas eran extraordinarios, especialmente aquellos de Akhenaton, Nefertiti y sus hijos. Debido a que los cráneos inusualmente alargados se han observado en representaciones estatuarias tanto de adultos como de niños, se ha asumido como algo relacionado genéticamente. Tal vez, a la luz de los nuevos conocimientos de la acústica de las cámaras de la Gran Pirámide, esta suposición pueda ser confirmada y comprendida como el resultado de la estimulación infrasónica, el arte avanzado del mejoramiento genético. Los cráneos alargados de las familias gobernantes de las antiguas civilizaciones pudieron haber sido desarrollados mediante técnicas de entrañamiento gestacional bajo el paraguas magnético de la Gran Pirámide.

Conocidas técnicas ayurvédicas de incremento de los niveles energéticos del agua han sido asociadas con las vibraciones de ciertos aceites, sin embargo, es muy probable que la caja de granito en la cámara superior de la Gran Pirámide haya sido utilizada para energizar no sólo el agua dentro del cuerpo del bañista (durante la gestación por ejemplo), sino que tal vez fue empleado como un sistema para energizar el agua que podía ser transportada y consumida en otros lugares. Se hablará ampliamente acerca de las tecnologías de energetización de agua más avanzadas, ya que se han realizado descubrimientos únicos en relación con antiguos artefactos que incluyen simbolismo sánscrito sagrado, escrituras y representaciones de la Gran Pirámide de Gizeh a miles de kilómetros. La antigua noción de hacer un templo del cuerpo puede de hecho referirse a la cristalización del cuerpo líquido para beneficio del ADN humano

La Pirámide de Keops


La cábala de piedra
Se dice que la cábala primitiva estaba constituida por la suma del saber recibido por tradición. Por lo tanto, partiendo de este supuesto, cábala puede ser cualquier obra humana en que ese saber esté cifrado. Algunos afirman que la gran pirámide de Gizeh, llamada de Keops por hallarse enterrado allí este faraón, es una verdadera cábala de piedra, y que lejos de haber sido construida para servir de tumba a un rey, lo fue para perpetuar el saber recibido y transmitirlo a las generaciones venideras que supieran leerlo.
El extraño cúmulo de curiosas coincidencias que los científicos modernos han descubierto entre las medidas de esa pirámide y las que rigen el movimiento de la Tierra y establecen una perfecta relación entre la Aritmética y la Geometría -y entre ambas y la Astronomía-, parece que tienden a confirmar dicha hipótesis.



La pirámide de Keops, como todas, se halla en la ribera izquierda del Nilo, y es la más septentrional. Está situada exactamente en la base del delta de este no. Se considera, según algunos, que dicho monumento fue edificado durante el reinado de Keops o de Koufou, reyes de la IV dinastía, o sea, entre 3.000 y 2.500 años antes de Jesucristo, Se supone que Melquisedec o Enoc fueron los arquitectos que trazaron los planos. Según la tradición egipcia, uno de sus nietos, llamado Sisithros, llevó el plano a Egipto.
Los antiguos, con razón justificada, consideraban la Gran Pirámide como una de las siete maravillas del mundo. Por su altura. cercana a los 150 metros, y su base de más de cinco hectáreas, no es, realmente, comparable a ningún edificio levantado por manos humanas, y aún hoy se asombran los arquitectos y los ingenieros modernos el pensar en los medios empleados para acumular tal montaña de piedras.
Dice Herodoto que se emplearon diez años en construir la calzada por donde debían arrastrarse las piedras. Este camino tiene 925 metros de largo por 19 de ancho y 15 de alto en su mayor elevación es de piedras pulidas y está ornamentado con figuras de animales. Las piedras, conducidas ya labradas, eran enormes, algunas tenían cerca de diez metros de longitud. A. Moret cita un bloque de granito observado en el templo funerario que precede a la pirámide de Kefrén, que tiene más de 170 metros cúbicos y sobrepasa los 470.000 kilogramos. Las piedras están ajustadas con tal precisión, que puede pasarse la hoja de un cortaplumas por su superficie sin descubrir la fisura que las separa, aun cuando no estén unidas con mortero. Según afirma uno de los principales empresarios de canteras de los Estados Unidos, hoy no se posee ninguna máquina suficientemente perfeccionada para obtener dos superficies de diez metros de longitud y encajar sus bordes tan perfectamente como lo están las piedras de la pirámide de Keops.
El arquitecto de este monumento, quienquiera que fuese, lo hizo construir pensando en una obra duradera. Y consiguió su propósito. Porque esta antigua mole conservó, durante siglos, un revestimiento de piedras de colores diversos tan hábilmente aglutinadas, que se hubiera creído se trataba de un solo bloque de piedra desde la base hasta la cúspide. Y no se alteró su superficie hasta después de la conquista árabe. Además, el conjunto de la pirámide, constituida por 203 hileras de piedras, pesa alrededor de seis millones de toneladas, es decir, que se precisarían 6.000 locomotoras, tirando cada una de mil toneladas, para transportarla. Y, por otra parte, la riqueza actual de Egipto sería insuficiente para pagar a los obreros encargados de demolerla.

La época exacta de su construcción

En su propia estructura la Gran Pirámide indica la época de su construcción. Está construida en forma de que sus lados se orienten hacia los cuatro puntos cardinales, y de modo que el reflejo de las sombras acusara con una exactitud cronométrica los puntos esenciales del año solar, dando las fechas precisas de los equinoccios de primavera y otoño y los solsticios de invierno y verano. Además, sumando las dos diagonales de la base, aparece una cifra en pulgadas piramidales que es, precisamente, el número de años que se requiere para que los equinoccios vuelvan a la misma posición y tengan lugar sobre el mismo punto.
Ahora bien, este milenario monumento fue construido de tal manera que el eje de una de sus galerías recogiera la luz de la estrella polar de aquella época y cuando Sirio, la estrella más brillante del hemisferio Norte, al llegar al final de su órbita, dejaba caer sus rayos perpendicularmente sobre su cara meridional, mientras que el eje del otro corredor recogía la luz de las Pléyades, y así ambas galerías permitían que los rayos de esos astros bañasen la faz del faraón que estaba enterrado en la cámara central.
Durante trece mil años la polar será Vega, el hermoso sol azul de la Lira, y se sabe que en aquel remoto entonces la calidad de polar pertenecía a una estrella de la constelación del Dragón. Como sea que la coincidencia dé dichas estrellas en el meridiano de la pirámide, el parecer, sólo ha podido tener efecto hace unos 4.000 años, la disposición u orientación dada a las mencionadas galerías indica por si misma la época en que fue construido el monumento de Keops. Y parece que un estudio reciente de los objetos hallados en el interior, ha permitido comprobar que en efecto, es así.

Un meridiano natural perfecto

Cuando los sabios de la expedición de Bonaparte decidieron efectuar la triangulación de Egipto, la pirámide de Keops les sirvió de punto de partida de un meridiano central que tomaron como origen de todas las latitudes de la región, y cuál no sería su sorpresa cuando comprobaron que las diagonales prolongadas del monumento encerraban el delta formado por el Nilo en su desembocadura, y que el meridiano, es decir, la línea Norte-Sur, que pasaba por el vértice o cúspide, dividía el delta en dos partes exactamente iguales.
Pero aún hay algo más. Si dividimos la Tierra en arcos de un grado, advertiremos que la pirámide de Keops se halla enclavada en una línea que separa en dos secciones absolutamente idénticas las tierras que pueden ser habitadas por el hombre, lo que hace de ese construcción el meridiano natural e ideal de la población terrestre y que responde a todas las necesidades. En efecto, el meridiano de la Gran Pirámide es el que atraviesa un máximo de continentes y un mínimo de mares, y además, es exclusivamente oceánico a partir del estrecho de Behring, con la circunstancia ya aludida de que si se calcula la extensión de las tierras habitadas del globo, emergidas al Este y al Oeste, las divide en dos partes de superficie rigurosamente igual. ¿No es extraordinario?


El problema de la cuadratura del círculo

Todo el mundo ha oído hablar de la cuadratura del círculo, que aún buscan algunos matemáticos, pues el problema es insoluble. Se trate de, dado un círculo cualquiera, trazar por medio de la regla y del compás un cuadrado de superficie equivalente o, expresado en términos vulgares, "cuadrar un circulo" o "encontrar su cuadratura, Ahora bien: la solución de este problema depende de calcular la superficie del circulo, sabiendo que el valor de su circunferencia está en relación con el diámetro. Ya se ha dicho que la cuadratura del círculo es imposible; pero puede admitirse como el valor más aproximado de la razón de la circunferencia al diámetro: 3,1415926 y prácticamente 3,1416.
Pues bien, el perímetro de los lados de la Gran Pirámide tiene el mismo radio en relación a la altura como el radio de la circunferencia lo tiene a la del circulo, proporciones que ofrecen la unidad de medida que facilitan la constante Pi que resuelve el problema geométrico de la cuadratura del circulo buscada durante tantos siglos. (La letra griega "pi" equivale a la P, y ha sido adoptada para designar la razón constante de la circunferencia del diámetro, porque es la inicial de periferia, que significa en griego circunferencia). Veamos la correspondiente comprobación. Sumando los cuatro lados deja base del monumento cuyo solar fue primitivamente de 232,805 del., obtenemos para el perímetro 931,22 metros, es decir 4 X 232,805 = 931,22.
Si dividimos ahora la longitud de ese perímetro por dos veces la altura de la pirámide, que era en la época de su construcción de 148,208, encontraremos el valor de Pi: 931,22 / 2 x 148,208 = 3.1416

Revelaciones geodésicas

La Gran Pirámide proporciona también unidades de medida basadas en la Naturaleza. Sabemos que los egipcios contaban las longitudes por pulgadas y codos. Pero había dos sistemas de medida: las medidas ordinarias para el pueblo y las medidas sagradas empleadas únicamente por los sacerdotes. Ahora bien, el codo sagrado, que se le designa frecuentemente con el nombre de codo piramidal, fue el que emplearon los constructores del monumento. Pero resulta que el codo piramidal es, exactamente, la diez millonésima parte del radio polar de la Tierra, lo que da una unidad de medida de matemática precisión para todas las latitudes, cosa que no ocurre con nuestro metro moderno. En efecto: el codo sagrado estaba dividido en 25 pulgadas piramidales. Y la pulgada piramidal es sensiblemente la misma que la pulgada inglesa, toda vez que 999 de éstas hacen 1.000 de aquéllas, lo que nos da para la pulgada piramidal 25,4264 mm., y para el codo piramidal o sagrado 25,4264 X 25 = 0,635660 del. Por tanto, el codo sagrado que sirvió a los arquitectos egipcios en la construcción de la pirámide de Keops equivalía, pues, a 635.660 mm. Y la asombrosa coincidencia, multiplicando este codo por 10.000.000 aparece la cifra 6.356.600 metros, que es precisamente el valor que la ciencia actual asigna a la longitud del radio polar terrestre.
Pero todavía hay más coincidencias, y no menos sorprendentes. Si multiplicamos la longitud de la antecámara que precede a la cámara del rey, después de haber evaluado las pulgadas piramidales, por 3,1416 nos da como resultado 365,242, número de los días que fija exactamente la duración del año, que ni los griegos ni los romanos supieron calcular. Y por si eso fuera poca, hallamos también la duración del año bisiesto en cada lado de la base del monumento, expresada en codos piramidales o sagrados.
Además, la Gran Pirámide representa una medida proporcional del peso de nuestro mundo. Calculado el volumen de la pirámide y multiplicado por 2.06, densidad media de las piedras que la forman, descubrimos que las tres primeras cifras que se obtienen nos proporcionan la densidad del planeta que habitamos, que según experimentos recientes, se afirma es de 5,52. Y tomando por base (como unidad de peso) un codo público que tenga la densidad media de la Tierra, hallamos que el peso del monumento de Keops seria el peso total del globo terrestre en la razón de 1 a 10" 6 1 a 10".

Revelaciones astronómicas

He aquí otras extrañas y no menos sensacionales coincidencias. Si multiplicamos por un millón la altura de la Gran Pirámide, obtendremos la distancia que media entre la Tierra y el Sol. Multiplicando la pulgada piramidal por cien mil millones, se encuentra la longitud del recorrido que hace la Tierra sobre su órbita en 24 horas. Y si se multiplica, a su vez, este número por los 365 días del año, tendremos la longitud de la órbita de la Tierra en torno al Sol.
Pero todavía hay más, la pirámide de Keops es un exponente de las proporciones geométricas que rigen la mecánica celeste. Si expresamos en codos piramidales el arco descrito por el globo terrestre en 24 horas, aparece un número que es múltiplo de 3,1416, o mejor dicho de 2 Pi, expresión que desempeña un papel muy importante en matemáticas. Y levantando un cuadrado sobre la altura vertical del monumento, ese cuadrado sería exactamente igual a la superficie de cada una de las caras triangulares del mismo y contendría todos los elementos geométricos que entran en la mecánica celeste.

Los dioses llegados de las estrellas

¿Cómo lograron los sabios de tan lejanos tiempos conocer todos estos datos? ¿De qué medios disponían para escrutar las profundidades del cielo? Si examinamos la leyenda de Isis y Osiris, descubriremos que esta misteriosa pareja, hermano y hermana, unidos en matrimonio divino, descendió a la tierra egipcia en una especie de nave celestial, con la misión de educar a los primitivos pobladores del valle del Nilo.
En abril de 1955, el eminente egiptólogo inglés Walter Bryon Emery, dio en el Metropolitan Museum de Nueva York, un comunicado que apasionó al mundo científico porque se relacionaba con el gran enigma que aún se cierne sobre los acontecimientos que señalaron la primera civilización conocida en el globo, la del antiguo Egipto. Después de treinta años de estudios y excavaciones en los lugares que vieron aparecer el primer faraón, los investigadores han descubierto pruebas evidentes que permiten suponer que los sacerdotes egipcios conocían los secretos atómicos cinco mil años antes de que los sabios modernos los descubriesen, Bryon creyó posible poder demostrar que no existía ningún indicio de hombres civilizados hace alrededor de seis mil años. Luego, sin transición aparente, el antiguo habitante de las cavernas se dedicó a construir palacios asombrosamente artísticos. Súbitamente se encontró en posesión de una técnica y de útiles perfeccionados que le permitieron trabajar la piedra, la madera, el cuero, el marfil, el oro e inclusive hacer trabajos textiles. ¿De dónde llegó esa extraordinaria ciencia..?.
Después de haber comprobado que nada la precedía ni la explicaba, el eminente sabio confesó: "Todo sucedió como si los salvajes habitantes del Valle del Nilo hubieran recibido, un buen día la visita de algunos instructores sobrenaturales llegados en platillos volantes".-

Eugenio Danyans
Enciclopedia CICLOPE, 1968


1. Enigmas Matemáticos de la Pirámide de Keops
La más alta pirámide del antiguo Egipto, la de Keops, desde hace cinco mil años azotada por el aire tórrido del desierto, representa sin lugar a dudas, la construcción más extraordinaria que se conserva del mundo antiguo. Con una altura de casi ciento cincuenta metros, cubre con su base un área de 40 mil metros cuadrados y está compuesta de doscientas hileras de gigantescas piedras. Cien mil esclavos, en el curso de 30 años, trabajaron en su edificación, habiendo empleado inicialmente, 10 años en preparar el camino para el transporte de piedras desde la cantera hasta el lugar de la construcción, y posteriormente, 20 años en amontonarlas una sobre otra con ayuda de las máquinas imperfectas de ese tiempo.
Sería extraño que tan colosal construcción hubiese sido erigida con el único propósito de servir de tumba para los dirigentes del país. Por tal, razón, algunos investigadores han tratado de descubrir si el misterio de la pirámide puede revelarse por la relación de sus dimensiones.
Estos tuvieron la suerte, conforme a su juicio, de hallar una serie de sorprendentes relaciones que atestigua acerca del hecho de que los sacerdotes directores del trabajo de construcción, poseían profundos conocimientos de matemática y astronomía, los cuales fueron personificados en las formas de piedra de la pirámide.
«Cuenta Heródoto (Famoso historiador griego que visitó Egipto durante el año 300 antes de nuestra era), leemos en el libro del astrónomo francés Maurais ("Enigmas de la ciencia, 1926. Tomo I), que los sacerdotes egipcios le revelaron la siguiente relación entre la base lateral de la pirámide y su altura: el cuadrado formado por la altura de la pirámide, es exactamente igual al área de cada uno de los triángulos laterales. Esto está completamente sujeto a las más modernas mediciones. He aquí la demostración de que, en todo tiempo, la pirámide de Keops se ha considerado como un monumento cuyas proporciones han sido calculadas matemáticamente.
( Aporto la demostración más tardía: sabemos que la relación entre la longitud de la circunferencia y su diámetro es una magnitud constante, bien conocida de los escolares actuales. Para calcular la longitud de la circunferencia, basta con multiplicar su diámetro por 3.1416. O sea, por la constante pi ( p ).
Los matemáticos de la antigüedad conocían esta relación solamente en una forma aproximada y muy burda.
Pero si se suman los cuatro lados de la base de la pirámide, obtenemos para su perímetro, 931.22 metros. Dividiendo este número entre el doble de la altura (2 ´ 148.208), tenemos como resultado 3,1416, es decir, la relación de la longitud de la circunferencia a su diámetro. (Otros autores de tales mediciones de la pirámide deducen el valor de p aún con mayor exactitud: 3.14159. Ya. Perelman ).
Este monumento único en su género, representa en sí, por consiguiente, una personificación material del número p , que ha jugado un papel importante en la historia de la matemática. Como vemos, los sacerdotes egipcios tenían representaciones exactas conforme a una serie de cuestiones que se consideran como descubrimientos de siglos posteriores» (El valor de p , con la exactitud que se obtiene aquí, a partir de las relaciones de las dimensiones de la pirámide, fue conocido por los matemáticos europeos sólo hasta el siglo XVI.).
Existe aún otra relación más sorprendente: si el lado de la base de la pirámide se divide entre la duración exacta del año: 365.2422 días, se obtiene justamente, la diezmillonésima parte del semieje terrestre, con una exactitud de la cual pudieran sentir envidia los astrónomos modernos.


 ¿Qué misterios matemáticos encierran las pirámides egipcias?


Además: la altura de la pirámide constituye exactamente la milmillonésima parte de la distancia de la Tierra al Sol, magnitud que fue conocida por la ciencia europea solamente a fines del siglo XVIII. Los egipcios de 5,000 años atrás conocían, como se muestra, lo que no sabían aún ni los contemporáneos de Galileo y Kepler, ni los científicos de la época de Newton. No es de extrañar que las investigaciones de este género originaran, en Europa, una extensa literatura.
Y entre tanto, todo esto no es más que un juego con cifras. El asunto se presenta con otro aspecto por completo diferente, si se aborda con la valorización de los resultados de cálculos aproximados.
Consideremos en el mismo orden, los ejemplos que hemos presentado.

Sobre el número "Pi". La aritmética de los números aproximados afirma que si en el resultado de la operación de división deseamos obtener un número con seis cifras exactas (3.14159), debemos tener tanto en el dividendo como en el divisor, por lo menos, las mismas cifras exactas. Esto quiere decir, en la aplicación a la pirámide, que para la obtención de una "Pi" de seis cifras es necesario medir los lados de la base y la altura de la pirámide con una exactitud hasta de millonésimos del resultado, es decir, hasta de un milímetro. El astrónomo Maurais aporta para la altura de la pirámide 148.208 m., lo cual parece realizado con cuidados de exactitud hasta de 1 mm. ¿Pero quién garantiza tal exactitud de medición de la pirámide? Recordemos que en los laboratorios del Instituto de Medidas, en donde se efectúan las mediciones más exactas del mundo, en la medición de una longitud no pueden superar tal exactitud (en la medición de una longitud se obtienen solamente 6 cifras exactas). Se comprende, entonces, qué tanto más burda puede ser la medición realizada de la mole de piedra en el desierto. En verdad, en los trabajos más exactos de agrimensura (en la medición de las llamadas "bases") se puede alcanzar en una región, la misma exactitud que se logra en el laboratorio, es decir, garantizar 6 cifras en el número. Pero es imposible realizar esto en las condiciones de medición de la pirámide. Las dimensiones iniciales, verdaderas, de la pirámide, hace mucho que no existen en la naturaleza, puesto que el revestimiento de la construcción desapareció, y nadie sabe qué espesor tenía. Para ser escrupulosos, es necesario tomar las medidas de la pirámide en metros cerrados; y entonces se obtiene una p bastante burda, no más exacta que la que es conocida del papiro matemático de Rhind. Si la pirámide efectivamente es una personificación pétrea del número p , entonces esta personificación, como vemos, está lejos de ser perfecta. Pero es completamente admisible que la pirámide esté construida totalmente ajena a esta relación. Dentro de los límites de los números aproximados de tres cifras para las dimensiones de la pirámide, caben muy bien otras suposiciones. Es posible, por ejemplo, que para la altura de la pirámide fuese tomado 2/3 del filo de la pirámide o 2/3 de la diagonal de su base. También es completamente admisible la relación que fue indicada por Heródoto: que la altura de la pirámide es la raíz cuadrada del área de una cara lateral. Todas estas suposiciones son tan probables, como la "hipótesis de p ".
La siguiente afirmación se refiere a la duración del año y a la longitud del radio terrestre: si se divide el lado de la base de la pirámide entre la duración exacta del año (un número de siete cifras), obtenemos exactamente una diezmillonésima parte del eje terrestre (un número de 5 cifras). Pero como ya sabemos que en el dividendo tenemos no más de tres cifras exactas, entonces es claro que a cualquier precio, los 7 y 5 signos que se tienen aquí, están en el divisor y en el cociente. La aritmética, en este caso, se responsabiliza solamente por tres cifras en la duración del año y en el radio terrestre. El año de 365 días y el radio terrestre de cerca de 6400 kilómetros, son los números sobre los que tenernos derecho a hablar aquí.
Por lo que toca a la distancia de la Tierra al Sol, existe un malentendido de otro tipo, Es extraño inclusive, cómo los partidarios de esta teoría no han podido notar aquí, un error lógico admitido por ellos. En efecto, si como ellos afirman, un lado de la pirámide constituye una parte conocida del radio terrestre, y la altura una parte conocida de la base, entonces, ya no es posible decir que la misma altura constituye una determinada parte de la distancia hasta el Sol. Es, algo de una o de otra. Y si casualmente aquí se descubre una correspondencia interesante entre ambas longitudes, entonces ella siempre ha existido en nuestro sistema planetario; y en esto no puede haber mérito alguno de los sacerdotes.
Los partidarios de la teoría considerada van aun más lejos: afirman que la masa de la pirámide constituye exactamente una milcuatrillonésima parte de la masa de la esfera terrestre. Esta relación, conforme a su opinión, no puede ser casual, y testimonia sobre el hecho de que los antiguos sacerdotes egipcios conocían, no solamente las dimensiones geométricas de nuestro planeta, sino que mucho tiempo antes de Newton y Cavendish calcularon su masa, "pesaron" la esfera terrestre.
Aquí existe la misma falta de lógica que en el ejemplo considerado de la distancia de la Tierra al Sol. Es completamente absurdo decir que la masa de la pirámide está "elegida" en una correspondencia determinada con la masa de la esfera terrestre. La masa de la pirámide se determina desde aquel momento en que sea elegido su material y fijadas las dimensiones, de su base y de su altura. No es posible ajustarse simultáneamente a la altura de la pirámide, con una base que constituya una determinada parte del radio terrestre, y que independientemente de ello, se ponga a su masa en relación con la masa de la Tierra. Una se determina por la otra. En ese caso, deberán ser eliminados todos los pensamientos anteriores sobre el conocimiento que de la masa de la esfera terrestre poseían los egipcios. Esto no es más, que un equilibrismo numérico. Operando hábilmente con los números, apoyándose en coincidencias casuales, se puede demostrar, quizás, todo lo que se desee.
Vemos sobre qué bases tan vacilantes reposa la leyenda referente a la inconcebible sabiduría de los sacerdotes arquitectos de la pirámide. Al mismo tiempo, tenemos aquí precisamente una clara demostración de las ventajas de esa rama de la aritmética que se ocupa de los números aproximados.
Erase una vez... un pueblo... una nación... una cultura o tal vez fue una civilización extraterrestre que reencarno en un lugar de este planeta llamado el Valle del Nilo. Sí, digo extraterrestre porque hoy con nuestra avanzada tecnología descubrimos cada día los misterios que envuelven a las pirámides, no solamente sus poderosas construcciones que han resistido firmes el paso de los milenios, sino sus entresijos, su magia, sus características medidas, orientación este-oeste y norte sur, todas ellas están construidas en el margen izquierdo del río Nilo mirando hacia oriente. ¿Cómo se pudo orientar la pirámide con material tan elemental?. ¿Conocían ellos la constelación de Orión?, Parece que si, pero también la estrella polar, ya que los canales tanto del rey como de la reina están orientados hacia ambos sitios con gran precisión si no ¿a qué obedece la tremenda fascinación que Egipto ejerce sobre nosotros?. No hay duda, hay un buen puñado de motivos para ello: sabiduría, ciencia oculta, alquimia, medicina, magia, rituales, iniciaciones, religión, organización social y política. ¿Podemos agregar que conocían el uranio?. Un equipo de físicos nucleares del Centro de Cakridge después de analizar algunos materiales procedentes de la tumba de Tutankamón así lo comunican dando la posibilidad de una nueva hipótesis. No nos olvidemos de Moisés, los portadores y personal que entraban y salían del Arca de la Alianza tenia unos trajes especiales, y tenían que lavarlos a su salida, la gente que entraba en ella eran unos pocos escogidos, entre otras cosas.


Llama la atención el papel de la mujer, donde se le honraba, y esta disfrutaba de situaciones privilegiadas, era dueña de sus actuaciones, teniendo los mismos privilegios que el hombre. Una fascinante nación gobernada por faraones, reyes. Los más conocidos Tutankamón, Ramses I, Cheops son los nombres que nos vienen a la memoria, pero existieron otros, Hermes Trismegistro (tres veces grande), es el nombre que los griegos designaron al dios-luna-Thoth de origen egipcio. Sé decía que él era el conductor de las almas de los muertos hasta llevarlas a su destino final en el otro mundo. Se le tenia por un antiguo rey de Egipto, inventor de todas ciencias, que guardaba secretamente en los libros místicos, finalmente condensados en uno solo, -El Kibalión- manual de las altas escuelas iniciáticas (magia, astrología y espiritualidad)Hermes Trismegistro deja sus conocimientos escritos en una tabla de esmeralda, que contiene una colección de figuras cabalísticas, esto se identifica plenamente con el Tarot en general y de manera muy especial con los arcanos mayores. No olvidemos que vivieron o pasaron por Egipto Moisés, Jesús, Pitágoras y otros patriarcas, José (su celebre sueño)
Nadie puede poner en duda que en el antiguo Egipto fue tierra de poderosos magos, o, ¿fueron seres de otros mundos los que nos enseñaron el camino a seguir?. El egipcio Hisparión siglo IV d. de C. Redacta una pequeña obra en la que apunta la teoría de que los jeroglíficos probablemente fueron signos ó formulas mágicas, no olvidemos que en la decadencia egipcia fue invadida por griegos, romanos, imponiendo éstos sus lenguas, la lengua egipcia dejó de hablarse imponiéndose la griega, posteriormente con los romanos se les hacia difícil la interpretación de los papiros. Han sido muchos los que se han atrevido a traducir los papiros y las escrituras jeroglíficas, Unos las complicaron, otros no acertaron ni una, otros lo intentaron poco a poco deduciendo ciertos símbolos hasta que en el año 1822 cuando Champollión pudo deducir que se trataba de letras alfabéticas, lejos de pensar que fueran ideogramas simbólicos.

Si observamos en el sentido matemático la pirámide, la base cuadrada mide 232,666 metros de lado, la superficie edificada 53.000 metros cuadrados y una altura aproximada de 149 metros, el peso aproximado es de 5.955.000 toneladas. Estas medidas fueron tomadas por el ingeniero ingles Taylor y posteriormente confirmadas por los arqueólogos Bevendeli, Piazzi, Smith, Moreaux y Noetling. Esta seria la formula matemática, pero si la trasladamos a la cábala y dividimos el lado base por la mitad de la altura se obtiene 3.141.159, es el número x, que es la relación constante entre la circunferencia y su diámetro. Circunstancialmente los meridianos y los paralelos que determinan su posición en la tierra, son los de mayor longitud, esto quiere decir que esta asentada en el “punto central” de la superficie de la tierra. ¿Es causalidad? O ¿intencionalidad? ¿Sigue quedando duda de lo avanzado de esta civilización?.
Mas todavía, dividiendo la base de la pirámide por 365,2522 lo que equivale al número de días del año, se obtiene 63,7 cm cifra idéntica a la diezmillonésima parte de la mitad del diámetro de la tierra, dividiendo luego 63,7 por 25 el resultado es 2,548 cm, exactamente una pulgada, que equivale a una quinientomillonésima parte de la longitud del eje de la tierra también la distancia que hay entre la tierra y el sol son 149 millones de Km., los mismos que tiene de altura la pirámide, aun quedan mas cosas, la pirámide pesa 5.955.000 toneladas; el peso de la tierra es un múltiplo exacto de él; trazando un meridiano en el punto de la pirámide, las superficies emersas del globo quedan divididas en dos partes iguales.
También se ha podido observar que la sombra que proyecta la pirámide marca con exactitud matemática las fechas de los equinoccios de primavera y otoño igual que los solsticios de invierno y verano, para finalizar estas casualidades el recorrido de la tierra en su órbita en las 24 horas son de 100.000.000.000 de pulgadas. Multiplicando esta longitud por los 365 días se obtiene la longitud completa de la órbita terrestre al rededor del sol, la distancia que hay de la pirámide al polo norte es la misma que entre la pirámide y el centro de la tierra. James Frager, recopiló una gran cantidad de material etnológico y religioso a fin de determinar cuál era el fundamento no evidente del pensamiento mágico de los antiguas, llegó a una conclusión; la que toda la magia se reduce a creer que: 1º - lo semejante produce lo semejante, o que dos efectos semejan a sus causas. 2º - las cosas que una vez estuvieron en contacto se actúan recíprocamente a distancia, aún de haber sido cortado todo contacto físico. El 1º principio se puede llamar ley de semejanza. El 2º principio, ley de contacto o contagio. A través de la ley de semejanza el mago deduce que puede producir el efecto que desea sólo con el mero hecho de imitarlo. En el segundo, el mago deduce que todo cuando haga con un objeto haya o no formado parte de su propio cuerpo le afectará.
Yo personalmente me inclino a que estos pueblos mágicos tenían una forma de pensar hacia el pensamiento organicista, pensamiento radicalmente opuesto al materialismo mecanicista del pensamiento de Occidente. Podemos hablar de las propiedades de las pirámides, la pirámide no puede hacer daño a nadie, pero hay que ir con cuidado ya que tienen que conocer los motivos fundamentales de las pirámides, como debemos orientarla, sus dimensiones etc., cuando hablemos de utilizarla como curación, hay que tener presente que el tema aun no esta muy claro, para las personas poco expertas pueden originarles sorpresas desagradables para ello si te interesa el tema terapéutico aconsejo que seas cauto y practiques mucho sin desanimarte. Aunque yo me inclino más sobre los efectos magnéticos de estas. Puedes empezar colocando una flor en el centro y ver su trayectoria. Tal vez con la practica tu descubras el pensamiento organicista de los pueblos antiguos, que para ellos cualquier fenómeno estaba ligado a todo lo demás.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

increible

Garito dijo...

Super interesante todo lo que expones

Yo estoy estudiando los fractales desde la perspectiva de la programacion y tengo un amigo que se dedica a cazar las iteraciones mas espectaculares

En el set de mandelbrot esta pi, igual que en las piramides, pero tenemos la sospecha de que tambien esta phi y e

Tanto pi como phi estan en las piramides segun dices. Es posible encontrar alguna relacion con e? (e = 2.71828183)

Saludos y gracias!

Anónimo dijo...

http://es.scribd.com/doc/55364767/Adame-Tornell-Henrique-Divinas-Reflexiones

Anónimo dijo...

En la piramide de chichen itza. ! Se producen sonidos al igual que si fuese un ave, si estos sonidos cambian el estado de conciencia, con que objetivo habran construido esta piramide?

Un comentario mas en la biblia dicen que seamos como niños, por de ellos sera el reino de los cielos, sera que mencionaban. La frecuencia cardíaca de los bebes es la frecuencia para elevar el pensamiento?
Disculpen la ortografia.

Anónimo dijo...

Aqui dicen que moises, Jesús, Pitágoras, pasaron por egipto conocieron el arca de ka aluanza, sera qye de esto se trata. El conicer el
Cielo?